Evangelio dominical,  Fe y espiritualidad

Llevar a otros a Jesús

Este tercer domingo de Adviento, se conoce como el Domingode Gaudete, o Domingo de Gozo, pues iniciamos el recuerdo de la Encarnación del Hijo de Dios, quien se hace hombre para nuestra salvación. Así insiste Pablo a los filipenses «Alégrense siempre en el Señor; se lo repito: ¡alégrense! […] El Señor está cerca» (cfr. Flp 4, 4-7)

En este contexto de alegría por la próxima venida de nuestro Salvador, el Evangelio de hoy (Lc 3, 10-18) nos muestra la figura de Juan el Bautista invitando a vivir la justicia y la caridad. Pero, sobre todo, se manifiesta como el precursor de Jesús, el enviado del Padre.

Así como él, en la vida encontramos muchas personas que con su testimonio nos manifiestan la presencia de Dios y nos llevan hasta el encuentro con Jesús: un sacerdote, nuestros padres o familiares, un amigo o vecino… ¿Te has puesto a pensar quienes te han acercado a Jesús? ¿Quiénes te lo han presentado?

Por otro lado, Juan el Bautista es también una invitación a preparar con nuestro modo de vivir el camino para que otros se encuentren con Cristo. ¿Has sido ocasión para que alguien conozca a Jesús? ¿Cómo intentas con tu vida llevar a otros a Cristo?

Este adviento, te invito a vivir con gozo la espera del Mesías y propiciar que Jesús nazca en el corazón de aquellos que te rodean. Comparte también que te ha hecho reflexionar este evangelio por medio de los comentarios. Paz y bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *