Sobre el blog

Todo cristiano debe tener una experiencia cercana a Jesús. Cada uno tiene una relación personal con Él, tal como los discípulos, pues nos ha llamado por nuestro nombre (Mc 3, 13-19).

Lo encontramos día a día, camina con nosotros, nos acompaña como a los discípulos de Emaús (Lc 24, 13-35), ya que prometió que estaría con nosotros hasta el fin del mundo (Mt 28, 16-20).

Así lo he sentido yo en mi vida, he escuchado su voz que me ha llamado y he sentido su presencia acompañarme a lo largo de mi vida. Así también, reconozco la valiosa misión que tengo de compartir aquello que de mi Maestro he recibido.

Con esta intención es que realizo ésta bitácora, como un apostolado personal, como una manera de mostrarles a aquellos viajeros cibernéticos que no están sólos, que Dios pasa a nuestro lado, que está con nosotros, aunque en ocasiones no lo reconocemos, pese a que sintamos nuestro corazón arder.

Cada publicación buscará sucitar en el interior la pregunta de los primeros discípulos “Maestro, ¿dónde vives?” para que puedan escucharlo decir, “Vengan y lo verán” que invita a seguirlo y quedarse con Él.

Lo importante aquí, pues, no es el discípulo, sino el encuentro con el Maestro.

¿Quién soy yo?

Mi nombre es Christian Rodríguez. Soy originario de Arandas, Jal., México. Y aunque me considero discípulo de Jesús desde pequeño, particularmente le sigo desde hace ocho años lo hago preparándome para el sacerdocio en el Seminario de San Juan de los Lagos. Poco a poco me iré presentando, pero si tienes dudas, no temas en preguntar en los comentarios.